Destinos - Évora

Évora es la ciudad más romántica del Alentejo y fue considerada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Ciudad de fundación romana, las murallas que la rodean mantienen las calles y los edificios seculares, iglesias, monasterios, y palacios casi inalterados.

Tiene un centro histórico único, el más rico de Portugal, que merece la pena descubrir a cada paso. Haga el recorrido entre su plaza principal, la Plaza del Giraldo, y el Largo da Porta de Moura, deambulando por las calles estrechas y empedradas del interior de las murallas. Un paseo repleto de historias para descubrir.

El Templo Romano de Évora (también llamado templo de Diana) es uno de los monumentos romanos más representativos de Portugal y es lo que queda del antiguo Foro Romano. Se encuentra en la zona más alta de la ciudad y está rodeado por la Biblioteca Pública, la Sé de Évora (que es la catedral medieval más grande del país), la Iglesia y el Convento de los Lóios y el Tribunal de la Inquisición.

No deje de visitar también la Capilla de los Huesos (o Iglesia de San Francisco), completamente forrada con huesos humanos, construida para ser una metáfora sobre la transitoriedad de la vida.

El Acueducto del Agua de la Plata fue inscrito en la lista de 50 monumentos de interés mundial por el World Monuments Fund, una organización dedicada a la preservación del patrimonio cultural mundial.

En el centro de la ciudad, visite el Cromeleque de los Almendres, un monumento megalítico internacionalmente conocido del período Neolítico, y pasee por los menires, dejándose envolver por la mística de los tiempos idos. Además, podrá visitar la Anta Grande del Zambujeiro, que es también una de las mayores construcciones megalíticas de Europa.

Si es más aventurero, puede experimentar una de las actividades ofrecidas en el Aeródromo de Évora, como la experiencia vibrante de saltar de un avión en caída libre y aterrizar de paracaídas.

Évora es también conocida por sus excelentes restaurantes, donde puede degustar la verdadera cocina tradicional, teniendo como base los ensopados de cabrito, la carne de cerdo, las acequias, la sopa de cacao, platos siempre templados con las más variadas hierbas aromáticas. Acompañe todo esto, claro, con uno de los excelentes vinos que el Alentejo tiene para ofrecer.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de navegación y brindarle el mejor servicio posible. Continuando a navegar el sitio, usted acepta su uso.

Ver más
Ok