Destinos - Duero

La región del Duero se encuentra en el noreste de Portugal, llegando a la parte interior del país, entre la Serra do Marão y Montemuro, y cuenta con una belleza sublime es cierto y singular.

Con un clima que se caracteriza por ser seco y caliente en verano y riguroso en invierno, esta región está protegida de los vientos y precipitaciones provenientes del océano Atlántico por las barreras creadas por montañas altas y valles profundos. Su suelo de pizarra tiene también propiedades únicas, que contribuyen a conferir una calidad superior al vino que aquí se produce.

Es una de las más bonitas regiones vitivinícolas europeas, de laderas que se elevan del río cubiertas de terrazas y patas de viñas a perder de vista.

Es aquí donde nace el vino de Oporto, apreciado desde hace siglos por todo el mundo, siendo la primera región vitícola demarcada del mundo. En 2001, la región del Alto Duero Vinhateiro fue clasificada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Visitar el Duero a la hora de las vendimias, entre el final del verano y el comienzo del otoño, en que varias quintas abren sus puertas a quien quiera participar en la cosecha de la uva y el inicio de la producción del vino, es una de las tradiciones más antiguas de nuestro país. país que aún perdura hasta hoy y es una experiencia que no se pierde.

La visita a la región del Duero puede comenzar en las bodegas donde envejece el vino de Oporto, en Vila Nova de Gaia, aprovechando para conocerlas y los típicos barcos rabelo, que transportaban el vino de las quintas. Desde el muelle de Gaia podrá partir en barco y disfrutar del paisaje privilegiado.

Si, por otro lado, prefiere el tren, tendrá la oportunidad de viajar por el Duero como en el siglo pasado. La estación de la Regla fue la más importante y la del Piñón es una de las más bellas del país. Si elige el coche como su transporte de elección, tendrá la oportunidad de recorrer carreteras y miradores de belleza incomparable.

Peso de la Regla fue la primera Región Demarcada del Vino de Oporto, siendo considerada su capital. Es imperdible pasear por la EN222 entre el Peso de la Regla y Pinhão, una carretera panorámica, siempre con el río acompañando los soberbios paisajes de viñas sin fin. Es una de las carreteras más bonitas de Portugal.

La pintoresca villa del Pinhão es donde se realiza la confluencia del Río Piñón con el río Duero. Cerca de la villa se desliza en el mirador Casal de Loivos, uno de los miradores más bonitos de esta región. También puede disfrutar e ir a la aldea de Favaios, bien conocida por la producción de otro delicioso vino de licor - el Moscatel del Duero, también apreciado en todo el mundo.

En Vila Nova de Foz Côa se encuentra el Parque Arqueológico del Valle del Côa, Patrimonio Cultural de la Humanidad de la UNESCO, dedicado a la preservación del arte rupestre ya sus representaciones prehistóricas. La aldea del Pocinho es especialmente conocida por su estación de ferrocarril, remitiéndonos, a través de sus azulejos únicos dedicados a la vinicultura, para los tiempos en que se hacía el transporte de las uvas para la fabricación de los famosos vinos de Oporto y del Duero.

Escoja una o varias zonas del Duero y dedique una visita. Hay varias rutas por donde elegir, tales como una ruta vínica, en la que podrá probar los diversos tipos de vino de Oporto y del Duero en las diversas quintas que se dedican al enoturismo; una ruta cultural, en la que podrá visitar el Parque Arqueológico del Valle del Côa o una ruta en la que privilegia la apreciación de la belleza natural de esta región, con paseos en barco, tren o aún, más libremente y sin prisa, en coche.


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de navegación y brindarle el mejor servicio posible. Continuando a navegar el sitio, usted acepta su uso.

Ver más
Ok