Destinos - Oporto

Ubicado al norte y bañado por el río Duero, Oporto, la segunda más grande en el país, es la ciudad que dio su nombre a Portugal. Su centro histórico fue considerado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad y es de una belleza singular. Se aventura al descubrimiento de sus callejuelas y calzadas y de las muchas historias que tienen para contar.

La Ribeira do Porto es una de las imágenes de marca de la ciudad. Atravesar a pie el puente D. Luís y admirar el paisaje a través del Muelle de Gaia o del Mirador de la Sierra del Pilar es un privilegio que no puede perderse.

Visite el Palacio de la Bolsa y verificará que cada espacio de este edificio es una obra de arte. De destacar el Salón Árabe, de una belleza impar. No deje de visitar la catedral, uno de los edificios más antiguos de Portugal, y la estación de tren de São Bento, con sus cerca de veinte mil azulejos azules desde el vestíbulo principal. Es considerada una de las más bellas estaciones ferroviarias del mundo.

La calle de Santa Catarina es actualmente una de las calles con más comercio de la ciudad. En ella vivían escritores y poetas como Guerra Junqueiro, Camilo Castelo Branco o Antonio Nobre. Es también donde se encuentra el clásico Grande Hotel do Porto y el Café Majestic, café de referencia en la ciudad.

Muy cerca de esta concurrida calle encontrará el Mercado de Bolhão, que no es un simple mercado, es un Monumento de Interés Público. Emblemático, auténtico, ocupa una cuadra del centro portuario. En este momento está sujeto a obras de recalificación, para volver a abrir y dar una nueva dinámica a aquella zona de la ciudad.

La Avenida de los Aliados es la más importante avenida de la ciudad de Oporto, singular por sus edificios construidos en granito. El gran edificio a la cima de la Avenida funciona hoy en día como sede del Municipio, en él estando instalada el Ayuntamiento.

Otro de los edificios icónicos de la ciudad es la Torre de los Clérigos, de inspiración barroca, con más de 250 años, siendo uno de los principales puntos de atracción turística de la ciudad. Es un lugar de visita obligatorio. Después de 225 escalones, la vista deslumbrante, a unos 75 metros de altura, hace valer el esfuerzo del ascenso!

Allí enfrente, encontramos la calle de las Galerías de París, que ha ganado una nueva vida de hace unos años a esta parte. Es una de las calles más concurridas de Baixa do Porto, principalmente el fin de semana, ofreciendo muchos restaurantes y bares, donde la gente se une para convivir. La Librería Lello, también muy cerca, es considerada una de las más bellas librerías del mundo. Es un espacio centenario que merece una visita.

Desde el punto de vista cultural, no se pierda una visita a la Fundación Serralves, uno de los principales museos de arte contemporáneo de MIS en Portugal y con un parque de gran biodiversidad, que también se puede disfrutar. No deje de visitar la Casa da Música, otro de los edificios más icónicos de Oporto y una de las mejores salas de conciertos del país.

Los Jardines del Palacio de Cristal son uno de los más bonitos espacios verdes de la ciudad, con una vista increíble sobre el río Duero. No pierda todavía el Parque de la Ciudad, después de lo cual podrá tardar en un agradable paseo junto al mar, en la conocida zona de Foz.

Si visita el puerto en junio, trate de no perder la fiesta popular de San Juan, en la que las calles se llenan de personas en una festividad única! A nivel gastronómico, oferta es muy variada y de excelencia. Prueba las famosas francesas, las tripas a la moda de Oporto y, por supuesto, el afamado vino de Oporto.


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de navegación y brindarle el mejor servicio posible. Continuando a navegar el sitio, usted acepta su uso.

Ver más
Ok